Nuestro AOVE

Más

Métodos sostenibles

En Era de Nava apostamos por la sostenibilidad para conseguir un AOVE puro, sin añadidos y con un tratamiento justo para el producto y el medio.

Un AOVE respetuoso con el medio

Extraído de unas aceitunas cultivadas en un entorno cuidado y mimado al máximo. El objetivo es lograr la integración de la flora y la fauna silvestre de la zona en nuestro cultivo. Para ello hemos introducido por la finca islas de vegetación con especies aromáticas, árboles y arbustos autóctonos con el fin de recuperar en parte la biodiversidad perdida en los campos y suelos agrícolas de la zona.

Un AOVE libre de tóxicos

En todo el proceso de producción de las aceitunas se evita el uso de productos químicos de síntesis, desde el tratamiento del suelo donde solo se controla la hierba mediante siega mecánica sin necesidad de usar herbicidas de ningún tipo, hasta la fertilización donde evitamos el uso de fertilizantes químicos utilizando exclusivamente abonos de origen orgánico: estiércoles, humus, restos de poda y cubiertas vegetales, pasando por la recolección usando un recolector de aluminio que evita posibles trazas de óxido y restos de pinturas que pueden aportar materiales como el hierro o el acero.

Un AOVE en la balanza

Llevarnos solo nuestro oro líquido de la finca es otro de nuestros objetivos. Para ello del total de los kilos de aceituna recolectados se realiza un cálculo de los porcentajes que corresponden a aceite, hueso y restos de pulpa y piel. El aceite lo disfrutamos, el hueso lo devolvemos repartiendo en la finca en la proporción correspondiente a cada parcela y el resto se aporta al cultivo con materias orgánicas como restos de hojas procedentes de la limpieza de las almazaras.

Calidad vs cantidad

Era de Nava busca la calidad que a menudo está reñida con la cantidad.

En el campo...

El olivo es un árbol genéticamente preparado para las condiciones de estrés hídrico típicas del clima mediterráneo por lo que no acepta muy bien el exceso de riego, siendo propenso a desarrollar patologías producidas por hongos de suelo y raíz. Por lo que regar en exceso con el fin de obtener una máxima producción puede afectar gravemente a la salud del árbol. También el exceso de riego en determinadas épocas, como en las semanas previas a la recolección, hacen que el fruto incorpore más humedad y esto puede apaciguar aromas y atributos positivos como el picor y amargor (indicadores de un alto contenido en oleocantal, un antiinflamatorio natural de características similares al ibuprofeno) y los frutados. En era de nava solo aplicamos riegos de apoyo en determinados momentos críticos del desarrollo del fruto buscando siempre la calidad.

En la almazara...

La temperatura a la que llega el fruto a la almazara es muy importante ya que en el proceso de molturación, batido y decantación se aumenta inexorablemente la temperatura de la pasta en la que se transforma el fruto, haciendo que muchos compuestos que son más volátiles se pierdan, perdiéndose como consecuencia aromas y características organolépticas. En resumidas cuentas a más temperatura y tiempo de batido, obtenemos más cantidad de aceite pero de menor calidad. Como nuestra intención es obtener un AOVE que no pierda ni un ápice de los aromas y características sensoriales que buscamos en todo el proceso, vigilamos mucho la temperatura, llegando a recolectar de madrugada cuando los días son calurosos y cuidando el tiempo de batido en la almazara renunciando a una parte del aceite en pro de obtener la máxima calidad.

Cerrar

Acceso

Cerrar

Carrito (0)

El carrito está vacío No hay productos en el carrito

Cerrar